Cambio climático » Información acerca del Cambio Climático

¿Qué es el Cambio Climático?

De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático "Cambio Climático" se refiere a un cambio de clima que se atribuye directamente o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera global, además de la variabilidad climática natural observada en períodos de tiempo comparables. En consonancia con el objetivo de limitar permanentemente el calentamiento global a un máximo de 2 °C por encima del nivel preindustrial, la Convención requiere que todas las Partes implementen medidas de mitigación del Cambio Climático e informen sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El Quinto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) demuestra científicamente que "la atmósfera y el océano se han calentado, las cantidades de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar ha aumentado, y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado” (IPCC 2013). Los efectos del Cambio Climático son claramente percibibles y los impactos se sienten en todo el mundo, especialmente en el sector agrícola. La agricultura misma también causa diferentes emisiones directas e indirectas de GEI.

¿Qué causa el Cambio Climático?

La actual tendencia al calentamiento global es causada principalmente por las emisiones de GEI inducidas por los humanos. La principal fuente de emisiones de GEI es la combustión de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas, que produce cantidades significativas de emisiones, en particular dióxido de carbono (CO2). La concentración de CO2 atmosférico es ahora más alta que en cualquier momento en los últimos 800.000 años y está muy por encima del nivel preindustrial. Otros GEI, como el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O) emitidos por la industria y la agricultura, también se están acumulando en la atmósfera.

El aumento de las concentraciones atmosféricas de GEI cambia el balance de radiación. Los gases impiden que la radiación solar y el calor se escapen al espacio: reflejan la radiación hacia la Tierra, intensificando el efecto invernadero. Como resultado, la temperatura media en la superficie de la Tierra está aumentando. De acuerdo con las evaluaciones científicas publicadas por el IPCC, un escenario "normal" (business as usual o BAU), sin cambios en la política actual y emisiones continuas de gases de efecto invernadero, podría aumentar la temperatura media global en la superficie de la Tierra hasta 4,5 ° C.

Alrededor del 14% de las emisiones mundiales de GEI antropogénicas (inducidas por el hombre) proceden de la agricultura. Aquí, la degradación de las tierras es la principal fuente de emisiones de CO2 . El uso sostenible de la tierra juega un papel clave en la reducción de las emisiones de GEI de la agricultura y en el mantenimiento de la función natural del suelo como sumidero de carbono. La agricultura también produce emisiones, principalmente por el uso de fertilizantes.

Para más información acerca de las causas del cambio climático haga clic aquí.

¿Qué procesos llevan a emisiones de GEI?

De los seis gases de efecto invernadero, el CO2 es la mayor preocupación, ya que contribuye más al aumento del efecto invernadero y al Cambio Climático. Actualmente, el CO2 es responsable de más del 60% del efecto invernadero, principalmente por la quema de combustibles fósiles. La deforestación, cuando los bosques se despejan para la agricultura o el desarrollo, es la segunda fuente más grande de dióxido de carbono. El metano (CH4) es el segundo GEI más abundante después del CO2. Las principales fuentes de metano son el ganado, la descomposición de la materia orgánica en el suelo inundado, la eliminación y el tratamiento de basuras y desechos humanos por descomposición anaeróbica. El óxido nitroso es un importante GEI antropogénico y la agricultura representa su mayor fuente debido al uso de fertilizantes y abonos. El nitrógeno contenido en estos productos mejora el proceso natural de nitrificación y desnitrificación. Las bacterias y otros microbios en el suelo llevan a cabo este proceso para convertir parte del nitrógeno en óxido nitroso. Los clorofluorocarbonos (CFCS), los hidrofluorocarburos (HFC), los perfluorocarbonos (PFC) y el hexafluoruro de azufre (SF6) son gases de efecto invernadero de larga vida y potentes; emisiones muy pequeñas de estos gases en relación con el CO2 pueden tener un gran impacto climático debido a su mayor potencial de calentamiento global.

El término "huella de carbono" se ha convertido en un método ampliamente utilizado para definir la responsabilidad y las medidas de reducción contra la amenaza del Cambio Climático global. Una huella de carbono se obtiene cuantificando las emisiones de GEI producidas durante un período de tiempo definido, que luego se expresa en equivalente de dióxido de carbono (CO2eq).

¿Qué hace el mundo contra el Cambio Climático?

La comunidad internacional se ha fijado el objetivo de limitar el calentamiento global a 2° C por encima del nivel preindustrial, a fin de evitar grandes impactos ambientales. Para alcanzar este objetivo se requerirán esfuerzos más intensos tanto de los países industrializados como de los países en desarrollo. Históricamente, son los países desarrollados quienes han sido los responsables de la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero de acuerdo con las proyecciones, los países en desarrollo representarán alrededor del 55% de las emisiones mundiales en 2025. Sin embargo, con ambiciosas estrategias de desarrollo de bajo nivel de emisiones y crecimiento verde es posible que los países en desarrollo eviten el camino de las emisiones de los países industrializados y progresen directamente hacia una economía más sostenible y de bajo carbono.

El Cambio Climático tendrá un profundo impacto en la mayoría de los sectores económicos y en la sociedad. La manera en que una nación, sus empresas y su gente responden a este desafío determinará la sostenibilidad de su futuro desarrollo económico, ambiental y social. Esto ofrece oportunidades relacionadas con la innovación, las opiniones y preferencias de los clientes, las inversiones y el cambio tecnológico en los diferentes sectores económicos. Debido a la creciente conciencia sobre el cambio climático y el desarrollo respetuoso con el medio ambiente, los consumidores pueden estar dando preferencia a los productos con un impacto cero en el clima. Por esta razón, la marca C-Neutral de Costa Rica es una medida prometedora para orientar al sector privado hacia un ambiente favorable al clima.

La 19ª Conferencia de las Partes en la CMNUCC (COP19) invitó a todas las Partes a iniciar o intensificar los preparativos nacionales para sus Contribuciones Nacionales Pretendidas (INDC por sus siglas en inglés); compromisos para el período posterior al 2020. Hasta el 4 de abril de 2016 se habían recibido 161 INDCs, que abarcaban 189 Partes en la Convención, incluida una organización regional de integración económica, que representaba el 96% de las Partes en la Convención y que abarcaba el 95,7% de las emisiones mundiales en 2010.

¿Qué hace la NAMA Café para mitigar el Cambio Climático?

El sector agrícola representa el 37% de las emisiones de GEI de Costa Rica o 4,6 millones de toneladas de CO2/año. El 25% pertenece al sector cafetalero (10% del total de emisiones o, en términos absolutos, 1,15M t CO2/año). La Café NAMA, a través de su Proyecto de Apoyo al NAMA "Café Bajo Carbono Costa Rica" (NSP), aborda las dos fuentes más importantes de GEI identificadas en el sector cafetalero: la finca (mitigación de N2O y fijación de CO2). El proyecto NSP tendrá efectos directos e indirectos sobre la mitigación de las emisiones de GEI, ya que se centrará en mejorar la "capacidad de mitigación" de Costa Rica. El proyecto contribuirá a las siguientes reducciones de emisiones por los grupos objetivo (fincas y beneficios):

  1. Reducción de las emisiones de óxido nitroso mediante la adopción de prácticas eficientes de aplicación de fertilizantes y cal.
  2. Reducción de las emisiones de metano mediante una mejor gestión del agua en los sistemas de tratamiento anaeróbico e introducción de tecnologías para el tratamiento de aguas residuales.
  3. Reducción de las emisiones de metano y CO2 mediante el tratamiento aeróbico y el uso energético de la pulpa.
  4. Reducción de CO2 mediante sistemas de combustión mejorados en los hornos y calderas y mayor uso del secado solar.
  5. Aumento de la fijación del carbono por la expansión de los sistemas agroforestales del café (sombreado intensificado).

El potencial de reducción del NSP en el cultivo y la molienda se estima en aprox. 30.000 t CO2/año, mientras que el potencial de sumidero de carbono es de aproximadamente 90.000 t CO2/año, resultando en un potencial de mitigación total de 120.000 t CO2/año.